HISTORIA

 
MENJARS ROSETA
1981-2021
 
 
INICIOS
 
El Domingo de Ramos del año 1981, abrió sus puertas MENJARS CUINATS ROSETA. Este negocio nació fruto del esfuerzo de su impulsor ANDRÉS RODENAS IÑIGUEZ (Ayora, 1927- Sant Andreu de Llavaneres, 2018) con la ayuda de su esposa CARMEN CASAS BADIA (Sant Andreu de Llavaneres, 1932) y de sus tres hijos MONTSERRAT, ISIDRE y ANDREU. Durante los primeros años, incluso participó la “iaia” ROSETA, a quien se dedicó el nombre del negocio. 
 
             
Diferentes imágenes de la inauguración e inicios de la tienda
             
 
UNA HISTORIA FAMILIAR
 
Durante más de 25 años, Rosa Badia i Puigdefàbregas había sido la cocinera del Conde de Caralt. Ella fue quien nostransmitió todos sus conocimientos, a fin de poder ofecrer a los clientes un servicio y una cocina tradicional y de alta calidad. Pero la “iaia” Roseta no solo nos dejo sus magistrales recetas, sinó que aportó al negocio un espíritu que hoy en día se hace difícil de encontrar: el de las cosas hechas con amor y dedicación. El mismo espíritu con el que ella nos tratava y nos enseñaba.
 
                       La iaia Roseta           
La “iaia” Roseta
 
LA ROSETA, como nos conoce la mayoria de nuestros clientes, es un negocio familiar en que, cuarenta años más tarde, podemos decir con mucho orgullo que ya han trabajado hasta cuatro generaciones.
               
Imágenes de diferentes momentos y miembros de la familia:  Carmen y su nieto Pol, los hijos de Andreu, Pol y Xavier y los hermanos Montse y Andreu
 
Nuestros padres, además de aprender de la “iaia” Roseta, acumularon una gran experiencia en el mundo de la gastronomía, pues en los años previos a la apertura del negocio fueron propietarios del RESTAURANT CARMEN de Llavaneres, y trabajaron en otros establecimientos de restauración del pueblo como L’AVI PEP y el MAS NADAL.

                  L'Andrés treballant de cambrer a Ca l'Avi Pep (finals dels 70)      

                                             
Fotografías del Restaurante Carmen en 1974 y de Andrés de camarero en Ca l’Avi Pep en 1977
 
A mediados de los años setenta, en el Restaurante Carmen, Andrés ya puso en marcha un servicio de comida para llevar, concepto muy novedoso en aquellos años, y que empezó con las PAELLAS. Su padre, el abuelo Luis, valenciano de origen, le iba a ayudar, transmitiendole todo su delicioso saber. unos años más tarde aquella idea de hacer comidas caseras para llevar impulsó lo que hoy en día es MENJARS CUINATS ROSETA.
                                                             
                
 
Cautro generaciones de la familia cocinando paellas
 
Andrés invirtió en el negocio todos sus conocimientos sobre gastronomía, restauración y alimentos, adquiridos a lo largo de su variada vida laboral. Llegado a Cataluña en los años de la postguerra, era un hombre que se hizo a sí mismo. Un hombre valiente y trabajador que, a pesar de la falta de recursos en aquellos años, resultó ser un emprendedor y un visionario. Después de hacer de payés en Llavaneres durante casi 15 años, Andrés, con su mujer, dejaron la Hacienda Caralt para ir a trabajar de masoveros en la torre de Can Bernades , donde Carmen cocinaba y Andrés aprendió el oficio de camarero. Además, tuvieron la oportunidad de conocer mucha gente, no solo del pueblo, sinó también de la “colonia de veraneo”, que más tarde se convertirían en clientes de su restaurante y, finalmente, de MENJARS ROSETA.

L'Andrés fent de pagès a Can Caralt (anys 50)

Andrés trabajó de payés, masovero  y camarero en su etapa en Can Caralt y Can Bernades

A principios de la década de 2000, y con más de 70 años a sus espaldas, Andrés se jubiló, quedando la tienda en manos de su mujer y su hija Montse. Y la cocina en las de Ángeles Guerra, quien había sido su ayudante durante mucho tiempo. Un par de años más tarde fue Carmen la que se retiró, dejando la tienda a cargo de Montse como única representante de la familia.

                                    

Montse y Angeles Guerra

                                      

                             

UNA NUEVA ETAPA
 
Pero en noviembre de 2005, el hermano pequeño, Andreu, se incorporó al negocio, abriendo una sucursal de la tienda con el mismo nombre, pero a muchos kilómetros de distancia: en Puigcerdà.

 

Imágenes de Andreu y su sobrina Carmen en la tienda de Puigcerdà
 
Allí trabajaba junto a su sobrina Carmen, la hija pequeña de Montse. La idea inicial era la de ampliar el negocio en una comarca donde las posibilidades para un comercio de este tipo eran bastante prometedoras. Desgraciadamente, el inicio de la crisis económica, un año y medio más tarde, lo hizo inviable y se decidió cerrarlo. Un breve camino que no hizo rehuir a los hermanos Ródenas de continuar la aventura en Llavaneres. Desde 2007 hasta 2018 han estado juntos haciendo crecer el negocio que ha ido incorporando nuevos trabajadores al equipo.
                                       
Diferentes imágenes de Andreu y Montse trabajando en la tienda de Llavaneres
 
UNA NUEVA GENERACIÓN 

En el año 2020, y tras la jubilación de Montse, se incorporó a la ROSETA un nuevo miembro de la estirpe: Pol Ródenas, hijo de Andreu y cuarta generación de la familia, quien de muy joven ya había hecho de aprendiz y ayudante..

             

Pol es la última incorporación familiar y es el futuro de La Roseta

Muchas cosas han pasado, durante estos cuarenta años de recorrido: cambios sociales, económicos y de hábitos de consumo que hemos ido superando con el objetivo de seguir dando un gran servicio a nuestros clientes. Desde el uso del ahora indispensable microondas, hasta el habitual consumo de congelados y comidas precocinadas en conserva, pasando por la aparición de las grandes superficies comerciales, las pizzas a domicilio o la última moda de la cocina de autor; por no hablar de las adaptaciones a las nuevas normativas y los controles sobre salud e higiene alimentaria. En MENJARS CUINATS ROSETA hemos procurado siempre ser fieles a nuestro estilo propio y diferenciado, basado en la compra de productos de mercado de alta calidad, para elaborar una cocina tradicional catalana invariable en el tiempo. El mantenimiento de la fidelidad a una idea y un estilo no nos ha hecho rehuir, sin embargo,  de la ambición de ir modernizando nuestras cartas de platos, introduciendo todo lo que nuestros clientes nos han demandado.
Algunos de los puntos fuertes de La Roseta son los guisantes “garrofals”, les Manzanas Rellenas de Sant Andreu y la “Escudella i Carn d’olla” de Navidad
 
Nosotros hemos respondido a esta confianza manteniendo con firmeza e ilusión algunos de los emblemas de la gastronomía local, como las MANZANAS DE SANT ANDREU, que probablemente somos el único establecimiento que todavía las elabora. También la cocina del GUISANTE “garrofal”, por la que nuestro patriarca, Andrés Ródenas -que durante tanto tiempo trabajó por el mantenimiento de este producto- recibió en 2014 el preciado galardón del GUISANTE DE ORO, otorgado por el Ayuntamiento del pueblo.
 
             
Andrés recibiendo de manos del alcalde de Llavaneres la insignia Guisante de Oro 2014. Andrés recogiendo y pelando guisantes.
 
MIRANDO AL FUTURO
 
A lo largo de estas cuatro décadas y cuatro generaciones, LA ROSETA se ha convertido en un referente de la cocina para llevar, no sólo en Llavaneres, sino también en muchas poblaciones vecinas. Por este motivo, también hemos querido adaptarnos a los nuevos tiempos: página web, Instagram, Facebook. Y ofrecer nuevos servicios, tales como un menú diario muy atractivo, platos del día, nuevas especialidades, entrega a domicilio o una buena carta de vinos. Durante el 2020 hemos ido efectuando mejoras en la tienda con el fin de modernizar nuestra imagen..
 
                                             
                                            
La Roseta también ha tenido presencia en los medios de comunicación (TV3, CNN o 8Tv)
 
                                                             
 
Al hacer balance de estos cuarenta años, pensamos que el mejor homenaje que podemos hacer a quien la inició es que su obra continúe viva y siendo referencia de lo que un negocio familiar puede llegar a convertirse.
 
                                         
Andrés y Carmen, fundadores de Menjars Cuinats Roseta
“MENJARS ROSETA es la cocina tradicional de la abuela. Recetas excepcionales, hechas con amor, para paladares exigentes.”